Cosas que odio

Sí, odio muchas cosas. A veces pienso que demasiadas. Voy a contarte qué odio exactamente.

  • Cosas que odio

    La fiambrera

    Amigos, hoy vengo a contarles que no me gusta mi trabajo. Más que no gustarme, lo aborrezco. Y más que aborrecerlo, muchas veces, se trata de la sensación tan asfixiante de saber que no estoy haciendo nada con mi vida, que trabajo para gente que espera demasiado de mi sin dar nada a cambio. Pero, por si no te habías dado cuenta, te lo confirmo: odio mi trabajo. Desde que me mudé a las afueras de Madrid puedo disfrutar de unos minutos en el transporte público (sí, disfrutar). ¿Y qué hago en ese tiempo? Depende del día: leo, observo, cierro temas pendientes, medito, pienso… De las cosas que he nombrado,…