Mi mundo

San Valentín 2019 – Ideas para regalar

Lo que antes te molestaba, ahora lo apartas de la mente en un segundo, sin prestarle atención. Aunque el día sea gris, tu encuentras un lugar en el cielo donde brilla el sol. Se escapa el tren o el bus en tus narices pero no te importa; te dices que llegará otro en poco tiempo. Tu jefe no parece tan incompetente y le perdonas las tonterías que haga o diga.

De repente, todo tu mundo cambia y lo ves todo más claro, más simple. Es como si vieras la vida a través de un filtro de Instagram. Pero, ¿qué ha pasado para que se haya producido este cambio? Sólo una cosa puede ser capaz de cambiarte tanto: el amor. Sí, querido, estás enamorado. Desbordas ilusión, serenidad y ñoñería por cada poro de tu piel.

Febrero puede ser un mes en el que desatar todo ese amor que desbordas, ya que tenemos licencia abierta para ser todo lo empalagosos que queramos. También, por supuesto, puedes ignorarlo por completo. Porque, al final, San Valentín es como casi todas las fechas señaladas: un invento del capitalismo y el consumismo. Pero si quieres tener un detalle con tu pareja o contigo mismo (voy a tope con la idea de autoregalarnos cosas) aquí te dejo algunas ideas para ayudarte en tu elección.

Tot-em

Hace tiempo conocí esta empresa, creada por un grupo de jóvenes emprendedores. Me pareció una genialidad crear pulseras, llaveros y otra clase de objetos basándose en las ondas de voz de una persona. Para el último aniversario con mi chico decidí regalarle una de estas pulseras. Da un poco de vergüenza (o al menos a mi me dio) grabarse uno mismo diciendo cuanto quieres a la persona, pero el resultado es genial.

Para él, elegí una pulsera de acero con cuerda de poliéster japonés. Lo conozco, y sé que si no fuera de un material que pueda mojarse se ducharía igualmente con la pulsera y terminaría estropeándose, por eso me pareció la mejor opción. Él está encantado con ella y siempre la lleva puesta. Y yo me derrito cada vez que veo su muñeca.

Tot-em pulsera

Mapa estelar o geográfico

Esta idea me parece maravillosa. No sólo porque puedes reflejar en un mapa cuál era el cielo de algún momento especial, sino porque, también, queda genial como decoración. Debo admitir que, probablemente, este sea el regalo que escoja este año para mi novio, aunque sea un poco “regalo boomerang”.

En la web de Geogragift puedes encontrar varios ejemplos, no sólo de mapas celestes sino también geográficos. Podrás diseñar un mapa que refleje un momento exacto: la primera mirada, el primer beso, el sí quiero… Hay tantas posibilidades como recuerdos especiales.

Geogragift

Lo puedes conseguir desde 24,01€ (envío gratuito a Península y Baleares) y está disponible en varios tamaños y colores.

Si tienes un presupuesto más limitado pero te gusta esta opción no te preocupes. Puedes descargarte Stellarium Astronomy Software, un programa que te permite encontrar el cielo que había en una determinada fecha. Es un programa gratuito para ordenador (de pago si te descargas la app en el móvil). Con un poco de maña y creatividad creo que puedes hacer un mapa bastante chulo y, también, más personalizado y adaptado a tus necesidades.

Fotos

Para este tipo de regalos las fotos son siempre un buen recurso. Con ellas no sólo puedes crear álbumes, sino también desarrollar tu imaginación y crear manualidades de todo tipo.

Si buscas el típico álbum personalizado puedes recurrir a Hoffman, marca archiconocida por sus álbumes. También tienes Photobox donde no sólo puedes crear un álbum de amor sino un calendario, un lienzo, una taza y mucho más.

Con el uso del móvil se han hecho muy famosas aplicaciones como Cheerz , las cuales te permiten imprimir las fotos que hayas sacado o tengas en tus redes sociales. Por su tamaño, me parecen ideales para realizar cualquier manualidad. Un ejemplo podría ser este “perchero” tan bonito para colgar en la pared tantas fotos como queramos. Creo que, para personalizarlo incluso un poco más, se pueden añadir detalles como entradas al cine o algún evento al que hayan ido, el ticket de ese viaje tan romántico o cualquier otro detalle.

Fotos-pared-madera

Regalos frikis

Como buena friki que soy también me gustan los regalos relacionados con este mundo: Funkos, cómics, libros… Todo cabe. En este caso, vengo a recomendarles un videojuego que está recién salido el horno: Kingdom Hearts 3. Sinceramente, no he jugado a ninguno de los anteriores pero sí he visto muchísimos vídeos y vale la pena. En Amazon puedes encontrarlo por 59,90€ para PlayStation 4.

Si a tu pareja le gusta una serie o película siempre puedes recurrir a La Frikilería. Esta tienda tiene todo lo que puedas necesitar, ¡son increíbles! He realizado varias compras en su web y los envíos siempre llegan a tiempo, por lo que puedes echar un vistazo y encontrar justo lo que necesitas.

Talleres o cursos

¿A tu pareja le interesa algún tema en particular? ¿Y crees que tiene ganas de seguir aprendiendo más sobre el tema? ¡Un taller puede ser la solución! Actualmente hay muchísimos talleres donde elegir y en cualquier parte de España. Sólo necesitas investigar un poco y encontrarás las mejores opciones.

Algunas ideas para buscar pueden ser talleres de Lettering (barro para casa), de cocina (sushi, india), de crecimiento personal, risoterapia y muchos más.

Cosas picantes

No sé muy bien porqué, pero siempre relaciono San Valentín con regalos subidos de tono. Siempre es interesante dar ese tono “interesante” a las parejas, un poco de animación para salir de la rutina.

Desde hace un tiempo sigo en Instagram a Yaiza de Redlights. Tiene un sexshop online y la descubrí en YouTube, donde sube vídeos explicando cuál es el uso que se le da a los diferentes juguetes de su web. Recomiendo muchísimo su canal, ya que no sólo habla de sus productos sino, también, de otros temas sexuales bastante interesantes.

Sus envíos también son bastante rápidos por lo que pueden llegar perfectamente para la fecha de San Valentín y volver esa noche aún más interesante.

Escapadas o actividades

Igual que con el toque picante de antes, una pequeña escapada puede significar un buen salto de la rutina. No hace falta que te vayas muy lejos, sólo cambiar de aires o hacer algo totalmente diferente.

Tal vez tu pareja te haya dicho que tiene ganas de ir a un museo, o a un restaurante. Haz un vale por una visita a ese lugar y, sin dejar pasar mucho tiempo, lo llevas. O también puedes jugar a la sorpresa: sólo dile qué clase de ropa debe ponerse y se van. Su cara al ver que le has llevado al sitio que siempre ha querido ver no tendrá precio.

Si tienes un presupuesto mayor puedes optar por una escapada de fin de semana. Para ello, puedes organizarlo tu mismo buscando todas las opciones, u optar por un cofre de experiencias.

Libros

No podía faltar esta categoría. Un libro siempre es un buen regalo, sobre todo cuando tu pareja es amante de la literatura. Si conoces su estilo o autores favoritos no tendrás ningún problema a la hora de elegir. Si prefieres arriesgar, te recomiendo que optes por biografrías o libros de 365 días. Sobre este último tipo, hace unos días compré el libro 365 días contigo, de Laura Chica. Son pequeñas citas que te ayudan a reflexionar sobre un tema en concreto. En mi caso, lo leo cada mañana, desde que despierto, para empezar el día con energía y positividad.

Laura-Chica-365-días-contigo

Y hasta aquí las ideas. Son bastantes y variadas, por lo que espero poder ayudarte un poco en la elección del regalo perfecto. Aunque, al final, muchas veces no hace falta volverse loco con regalos materiales. En el mundo en el que vivimos, algunas veces se echa más en falta el tiempo en pareja, por lo que otra buena idea puede ser crear un vale de tiempo: una tarde juntos, un paseo por el campo, una cata de vinos… Todo cabe.

Como dije al principio, esto no sólo se trata de regalar cosas a tu pareja, también pueden ser autoregalos. Ve a ese museo donde siempre has querido ir, pasea por el parque, mímate y regálate un masaje. Porque tener a alguien a nuestro lado a quien querer es importante, pero sólo hay una persona que estará con nosotros toda la vida: nosotros mismos. Por eso debemos cuidarnos, querernos y regalarnos aquellas cosas que nos hagan felices.

Ciao, ciao!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *